Todo lo que necesita saber sobre las energías fósiles

Published On: 17/02/2022-11.8 min read-

Presentes de forma natural en el subsuelo terrestre, las energías fósiles es el tipo de energía más utilizado por el ser humano y su producción representa el 85% de la producción total de energía primaria del mundo, según la Agencia Internacional de la Energía.

Sin embargo, ahora se cuestiona su uso. Se considera que los combustibles fósiles son los responsables del cambio climático. Definición, origen, ventajas e inconvenientes, soluciones, etc. Encuentre toda la información sobre los combustibles fósiles en este artículo.

¿Qué son las energías fósiles?

La energía fósil se produce a partir de lo que se denomina combustible fósil y tiene una composición química muy rica en carbono. El combustible fósil se almacena en el subsuelo en forma de hidrocarburos. Estos llamados hidrocarburos se producen por la sedimentación de la materia orgánica. Llevan enterrados en el suelo entre 100 y 300 millones de años.  Por ejemplo, los primeros carbones explotables se formaron hace 360 millones de años.

¿Por qué utilizamos el adjetivo «fósil» para definir esta energía? Simplemente porque el término «fósil» se refiere a la lenta descomposición sedimentaria en el suelo de elementos vivos que se remontan a millones de años. Este proceso es también el que permitió la constitución de las famosas reservas de energía fósil que poseemos actualmente. Sin embargo, este almacenamiento de energía tiene lugar en una escala de tiempo llamada geológica, no humana. En otras palabras, una vez que se consume la energía fósil, sólo puede regenerarse durante millones de años.

Hay tres fuentes principales de energía fósil:

  • Petróleo: derivado de la sedimentación de materia orgánica como algas y plancton en el medio marino. Esta materia se transforma en querógeno al principio de su enterramiento bajo el efecto de las bacterias anaerobias, un entorno privado de oxígeno. A continuación, el querógeno se transforma gradual y parcialmente en petróleo cuando se encuentra a una profundidad de entre 1.500 y 2.000 metros y a una temperatura de entre 50 y 60ºC. Esto se conoce como pirolisis.

  • Gas natural: al igual que el petróleo, se genera principalmente a partir de la sedimentación de materia orgánica en el medio marino y la transformación en querógeno. Sin embargo, la transformación del querógeno en gas natural tiene lugar a temperaturas y presiones mucho más elevadas que en el caso del petróleo. Sin embargo, el llamado gas natural «biogénico» también puede crearse a poca profundidad a partir de la fermentación de bacterias en sedimentos orgánicos.

  • Carbón: se deriva del querógeno formado a partir de la biomasa puramente vegetal (árboles, helechos, etc.), que es más común en las capas sedimentarias de la tierra. La pirolisis de este querógeno produce un carbón compuesto esencialmente por carbono y muy pobre en hidrógeno.

Descubre nuestra solución para no usar energía fósil

¿Cuáles son las formas de extracción de los combustibles fósiles?

Como decíamos en el párrafo anterior, los combustibles fósiles son hidrocarburos atrapados en el alma de la tierra que, por tanto, se extraen de diferentes maneras para obtener la materia prima:

  • Extracción por estirado: se utiliza sobre todo para el petróleo y el gas natural

  • Extracción directa de la superficie del suelo: se utiliza para la turba

  • Minería: se utiliza para el carbón

  • Extracción en minas a cielo abierto: se utiliza para el lignito

Industria de energías fósiles

¿Cuáles son sus ventajas e inconvenientes?

La principal ventaja de los combustibles fósiles es que son un excelente combustible. Los combustibles fósiles han tenido tanto éxito desde la era industrial porque son muy eficientes, están disponibles todo el año y son fáciles de almacenar y transportar.

Sin embargo, su mayor inconveniente es, sin duda, su impacto en el medio ambiente. En efecto, su extracción y transformación son procesos que conducen a la emisión de una cantidad muy grande de gases de efecto invernadero, principal fuente de calentamiento global. Otra gran desventaja de los combustibles fósiles es que son un recurso no renovable y, por tanto, pueden agotarse con el tiempo. Otra desventaja, más geoestratégica, es que se trata de un recurso desigualmente distribuido en el mundo. Este hecho, sumado a nuestra dependencia energética, crea muchos conflictos económicos y sociales entre los países.

¿Para qué sirve?

La calor, una de las utilización de las energías fósiles

Su uso principal es la calefacción y la electricidad. Sin embargo, nos vemos obligados a reconocer que hoy en día muchas industrias, así como el transporte, utilizan esta fuente de energía para alimentar sus procesos industriales o sus fuerzas motrices.  Echemos un vistazo a algunos ejemplos de uso de combustibles fósiles.

El petróleo es el más conocido y utilizado. Su uso se remonta a la antigüedad. El petróleo se utiliza en todos los ámbitos, como los plásticos, la gasolina, el gasóleo, los tejidos sintéticos, etc. El gas natural se utiliza principalmente para la vivienda. En efecto, sirve para calentar una casa, pero también para proporcionar agua caliente y cocinar nuestros alimentos. Además, se utiliza cada vez más en la industria del transporte desde que aparecieron los primeros autobuses que funcionaban con gas natural en los años 90.

Por último, el carbón, que es el peor de la clase porque es el combustible fósil que más CO2 emite, también se utiliza en el hogar para calentar y cocinar.

Ahora, creemos que es importante dar algunas cifras sobre el uso de los combustibles fósiles para ahorrar al nivel de electricidad y calor .

  • El 34,3% de la energía mundial viene del petróleo. Es la mayor fuente de energía del mundo.

  • El 25,1% de la energía mundial viene del carbón. China es el mayor productor de carbón del mundo y Alemania es el mayor productor de carbón de Europa.

  • El 20,9% de la energía mundial viene del gas natural utilizado como energía en el mundo

Descubre nuestra solución para no usar energía fósil

Los combustibles fósiles son un recurso limitado y que se agota.

Como hemos explicado en la sección de ventajas y inconvenientes, los combustibles fósiles son una fuente de energía limitada en la Tierra. Dicho de otro modo, nos estamos quedando sin combustibles fósiles.

Los combustibles fósiles son el resultado de un largo y lento proceso que tiene lugar durante cientos de millones de años. Por lo tanto, no son renovables en una escala de tiempo humana. Este agotamiento de los recursos, con su innegable impacto medioambiental, es también un problema para nuestro modelo de consumición de extrema dependencia energética.

Según las estimaciones del Consejo Mundial de la Energía, el número de años que queda para utilizar cada tipo de combustible fósil es el siguiente:

  • Petróleo: unos 40 años, o 162.000 millones de toneladas

  • Gas natural: unos 70 años, o 177.000 billones de metros cúbicos

  • Carbón: unos 230 años de reservas, es decir, unos 848.000 millones de toneladas.

Para que se hagan una idea, en un año consumimos 13.511.200.000 toneladas de petróleo.

¿Tienen los combustibles fósiles un impacto en el medio ambiente?

Hoy en día, los discursos eco-sépticos que niegan el impacto del uso de los combustibles fósiles ya no tienen ningún sentido, pues está demostrado y comprobado. Los hechos están ahí y son innegables: los combustibles fósiles tienen un impacto en el medio ambiente y son la causa del calentamiento global.

Son responsables de muchas catástrofes medioambientales, como:

  • Calentamiento global: la extracción, el procesamiento, el transporte y la combustión de los combustibles fósiles emiten cantidades significativas de CO2 y otros gases de efecto invernadero a la atmósfera. Esto crea un gran desequilibrio y es la causa del calentamiento global con graves consecuencias para el futuro.

  • Contaminación atmosférica: está causada principalmente por el petróleo y el carbón, cuya combustión libera óxidos de nitrógeno, azufre y carbono, plomo y minerales pesados. Esto provoca una contaminación que afecta principalmente a las megas ciudades y a las grandes ciudades.

  • Lluvia ácida: se produce por la combinación de óxidos de azufre y nitrógeno con el agua atmosférica. Es la principal causa de la destrucción de millones de hectáreas de bosque en Alemania, Escandinavia y América Latina. Pero también son la causa de la acidificación de muchos lagos.

  • Vertidos de petróleo: son causados por el encallamiento de enormes petroleros y son responsables de una gran contaminación en los océanos.

tos hechos deben llevar a la concienciación de todos y a la adopción de medidas inmediatas para garantizar el futuro de las próximas generaciones. Las energías renovables son la mejor alternativa a los combustibles fósiles y hay muchas soluciones disponibles tanto para los particulares como para las industrias y empresas.

Descubre nuestra solución para no usar energía fósil

Comparte este artículo en tus redes sociales

Déjanos un comentario

dos × 5 =

Te podría interesar…

Escríbenos, te contactaremos lo antes posible