Calcula tu instalación
My Hybrid Project

Preguntas Frecuentes

Inicio/FAQ

Los días nublados o con niebla las instalaciones solares siguen produciendo energía proporcionalmente a la irradiación existente.

La irradiación global tiene tres componentes: directa, difusa y albedo. La directa es la que proyecta sombra, la difusa es con la que vemos en días nublados y la de albedo es la irradiación que se refleja de las superficies colindantes.

En los días nublados sólo disponemos de la irradiación difusa, que aproximadamente está entre el 15 y el 20% de la global. Por lo tanto, la producción de la instalación solar será proporcional a la irradiación disponible.

Con el actual marco normativo, el año pasado en España se incrementaron sustancialmente el número de instalaciones fotovoltaicas en autoconsumo. Actualmente existe el real decreto de autoconsumo el cual tiene tres tipos de peajes (término fijo, término variable y tarifa de acceso), y dos tipos de clasificación, tipo I (autoconsumo sin vertido a red) y tipo II (concebidos para la venta a red).

Totalmente legal. El procedimiento de legalización es diferente dependiendo del tamaño de la instalación, potencia contratada, tipo de configuración eléctrica, comunidad autónoma y distribuidora eléctrica.

Nuestros paneles tienen la característica de producir electricidad y agua caliente simultáneamente en un único panel. En función de las temperaturas de trabajo del sistema, la producción fotovoltaica de los paneles híbridos puede incrementarse hasta un 12%.

Mediante nuestra monitorización, nuestros clientes tienen acceso a la información de la instalación solar, viendo los ahorros energéticos y económicos en tiempo real.

La monitorización permite conocer todos los parámetros necesarios para poder realizar un correcto seguimiento de la instalación, permitiendo maximizar la vida útil de nuestros paneles y minimizar o anular las posibles incidencias.

También damos la posibilidad de integrar esto con la página web del usuario final para que vean sus clientes cuánto se ahorra en emisiones de CO2 al planeta, mostrando así su sostenibilidad.

Nuestros paneles solares híbridos aH60 disponen de una potencia térmica de 1000W y una potencia fotovoltaica de 260W.

Los materiales de nuestros paneles cumplen los más altos estándares de calidad y son suministrados por proveedores de la Unión Europea. En el desarrollo de nuestro panel se tiene muy en cuenta minimizar el impacto de la huella de carbono en su ciclo integral, desde el proceso de fabricación hasta su suministro.

ABORA está comprometida 100% para ofrecer la máxima calidad en sus productos, por ello, todos nuestros paneles se testean y revisan antes de su salida de fábrica reduciendo así al máximo cualquier fallo o defecto que pudieran tener.

El departamento técnico de Abora recomienda la instalación de un sistema de monitorización híbrido (que integra la producción térmica y fotovoltaica) para poder realizar un correcto mantenimiento.

Gracias al sistema de monitorización se puede realizar un mantenimiento tanto preventivo como predictivo de la instalación, alargando su vida útil y asegurando los ahorros energéticos y económicos.

Para más información consulta nuestro manual de mantenimiento.

La producción fotovoltaica de un panel híbrido está condicionada por el rango de temperaturas del circuito hidráulico. Si la temperatura de funcionamiento es inferior a la de un panel fotovoltaico en condiciones normales, la producción eléctrica de un panel híbrido se verá aumentada y viceversa. Por ello, es necesario realizar un correcto dimensionamiento de la instalación consiguiendo un rango de temperaturas de trabajo apropiado a lo largo del año.

Se recomienda que la producción térmica no supere la demanda térmica. Esto conllevará que la temperatura máxima de trabajo de la instalación no alcance los 60⁰C y por consiguiente la temperatura de células sea inferior en un panel híbrido que en un panel fotovoltaico.

Claro que es recomendable, así protegemos los paneles y la instalación de sobrecalentamientos, evitando reducir su vida útil. Gracias al aerotermo, se protegen tanto los paneles como el resto de componentes de la instalación, evitando que en el interior de los paneles se superen los 85ºC.

Sí, aunque se recomienda en instalaciones con emisores de baja temperatura. Consúltanos para estudiar tu caso, ya que cada uno tiene sus peculiaridades.

Son adecuados en instalaciones donde se consuma agua caliente (ACS), y además se quiera producir electricidad
para ahorrar costes, sin depender de la variación de los precios del suministro.
Ejemplos de instalaciones: Hoteles, Residencias, Industria, Polideportivos, Camping, Granjas, Multivivienda, Hospitales, Lavaderos y Unifamiliares.

Sí, ya que precalentamos el agua y luego aprovechamos la electricidad que producen los paneles para hacer
funcionar el sistema de aerotermia.

Los termodinámicos consumen electricidad, y los paneles híbridos generan electricidad. Consiguiendo así una importante diferencia a la hora de obtener ahorros y amortización de la instalación.

Totalmente, ya que los paneles tienen muy buenos rendimientos al trabajar a bajas temperaturas, y además con la electricidad generada, alimentamos los equipos eléctricos de la instalación de la piscina.

En verano hay que instalar elementos de disipación (aerotermos), para que la instalación no llegue a máximos de temperatura. Otra opción es enviar el excedente de agua caliente a una piscina la cual disipa el excedente de calor.

Nuestra red de instaladores abarca todo el territorio nacional y son profesionales homologados por Abora para la correcta instalación de los paneles.

Abora tiene puntos de ventas por todo el territorio nacional, consúltanos.

Un ejemplo, si nos ponemos en situación de una residencia de 3ª edad de 150 usuarios en Madrid, con una instalación de 50 paneles aH60 cubriríamos el 60% de la demanda térmica y dispondríamos de 13.25 kWp de fotovoltaica. Con esto, ahorraríamos 9.800 € el primer año, amortizando la instalación solar en 5,3 años. Consiguiendo un flujo de caja acumulado superior a los 400.000 € a lo largo de la vida útil de la instalación.

Existen diferentes opciones:

Verter a la red el sobrante: Es la opción más económica puesto que no necesita la instalación de ningún componente adicional. La electricidad vertida no será remunerada por la compañía eléctrica.

Instalar un sistema de inyección cero: Este sistema regulará el funcionamiento del inversor para ajustarse al consumo eléctrico y evitará que sobre electricidad y se vierta en la red eléctrica. En el caso de los paneles híbridos toda la energía que no se produce en forma de electricidad se produce en forma de calor, aumentando el rendimiento de la parte térmica.

Instalar baterías de acumulación: Con esta solución se almacena la energía eléctrica sobrante a lo largo del día para aprovecharla por la noche. Esto unido a un contrato con discriminación horaria nos permitirá optimizar al máximo los ahorros energéticos. La inversión inicial será mayor que en las dos opciones anteriores.

Sí, de hecho es recomendable sustituir paneles térmicos deteriorados por tecnología híbrida aH, porque además producen electricidad, rentabilizando la instalación mucho antes, y consiguiendo mayores ahorros.

UNA MANERA DE HACER EUROPA

ABORA ENERGY S.L. en el marco del Programa de Iniciación a la Exportación ICEX Next, ha contado con el apoyo de ICEX y con la cofinanciación del fondo europeo FEDER. La finalidad de este apoyo es contribuir al desarrollo internacional de la empresa y de su entorno

Este proyecto ha recibido financiación del programa de investigación e innovación Horizon 2020 de la Unión Europea en virtud del gran acuerdo Nº947496