La Ley del cambio climático y transición energética

Published On: 22/05/2024-2,7 min read-

En 2019, España creó un Marco Estratégico de Energía y Clima que pretende conseguir la descarbonización de nuestra economía. Una de las piezas claves es la Ley 7/2021 de 20 de mayo o Ley de Cambio Climático y Transición Energética, que orientará y facilitará la descarbonización de la economía española de aquí a 2050.

¿Qué objetivos persigue esta Ley?

Con el fin de cumplir con los compromisos con la Unión Europea, esta ley establece unos objetivos mínimos nacionales para el año 2030:

  • La reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero de toda de la economía española, al menos un 23% respecto a las emisiones del año 1990.
  • Que al menos el 42% del consumo de energético proceda de energías renovables.
  • Un sistema eléctrico que genere, al menos, un 74% de energía procedente de energías renovables.
  • Una mejora de la eficiencia energética que disminuya el consumo de energía primaria en, al menos, un 39,5% con respecto a la línea de base.

¿Qué herramientas existen para llevarla a cabo?

Para lograr estos objetivos se cuenta con dos herramientas establecidas en el Reglamento 2018/1999 del Parlamento Europeo: los Planes Nacionales Integrados de Energía y Clima (PNIEC) y la Estrategia de Descarbonización a 2050.

Planes Nacionales Integrados de Energía y Clima (PNIEC)

Los PNIEC son herramientas de planificación estratégica nacional cuya misión es establecer políticas, medidas y acciones necesarias para que cada Estado miembro logre asegurar un avance en sus objetivos generales de la Unión de la Energía para 2030.

Los elementos que incluyen son:

  • Objetivos específicos y detallados para la disminución de emisiones de gases causantes del efecto invernadero.
  • Metas cuantificables para la integración de energías renovables en materia energética.
  • Medidas para optimizar la eficiencia energética en sectores clave como el transporte y la industria.
  • Desarrollo de tecnologías sostenibles y limpias.

Estrategia de Descarbonización a 2050

Esta estrategia servirá de guía hacia la transición ecológica y la reducción de emisión de gases nocivos. Señala directamente a los principales sectores responsables: energía, industria, transporte, agricultura y gestión de residuos.

También ofrece a estos sectores detalles de la transición hacia fuentes de energía renovables y la aplicación de tecnologías limpias.

Además, todos estos objetivos deberán ser monitorizados y evaluados en su progreso.

Cada sector necesitará enfoques concretos de monitorización cuando se establezca el Sistema de Monitorización de Emisiones en Continuo (CEMS). 

Con la implantación de este sistema, las empresas estarán obligadas a reportar sus datos para garantizar que se cumplan los estándares y límites establecidos por las autoridades.

Esta Ley de Cambio Climático y Transición Energética tiene unos objetivos ambiciosos que requerirán movilizar a los organismos públicos, privados y a la ciudanía durante las próximas décadas. Será necesaria una buena coordinación y un seguimiento continuo para poder enfrentarnos a uno de los grandes desafíos del siglo XXI.

Comparte este artículo en tus redes sociales

Déjanos un comentario

veinte − 11 =

Te podría interesar…

Escríbenos, nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.