Descubre el futuro de la energía solar

Published On: 19/01/2022-14.1 min read-

En su foro anual, World Economic anunció que «para 2030, la energía solar podría convertirse en la fuente de energía más importante para la producción de electricidad y calor en gran parte del mundo». Así pues, aunque la energía solar sigue siendo marginal en la combinación energética mundial, nos vemos obligados a constatar que está creciendo exponencialmente y en todo el mundo. En efecto, la energía solar parece ser la gran energía del futuro por sus múltiples ventajas: renovable, inagotable, universal y accesible para todos.

La energía solar, la energía del futuro

La energía solar tiene una característicanotable e innegable: es inagotable, universal y accesible para todos. Este carácter difuso y universal le asegura un lugar muy especial en los nuevos usos energéticos del mañana.

El crecimiento de la energía solar en el mundo está impulsado no sólo por el sector industrial, que tiene una gran demanda de electricidad y agua caliente, sino también por el uso individual o comunitario. En los países emergentes, donde faltan infraestructuras energéticas, ofrece soluciones sencillas y autónomas a los habitantes más aislados. En los países industrializados, se presenta a los individuos como una fuente de energía complementaria, una fuente de ahorro e incluso una fuente de ingresos cuando se transmite a las redes eléctricas.

Si observamos el uso que se hace de las distintas tecnologías solares, fotovoltaica, térmica e híbrida, podemos ver que la energía solar ofrece una solución muy completa a la mayoría de las personas. Sin embargo, debemos tener cuidado de evitar las generalizaciones. En primer lugar, veamos los paneles solares térmicos.La captación de los rayos del sol por los sensores térmicos del panel es el uso más inmediato de la energía solar. Al convertir la radiación solar en calor, los colectores térmicos pueden suministrar agua caliente sanitaria y calefacción a edificios individuales y colectivos. La reducción del coste de los paneles fotovoltaicos ha propiciado un número creciente de usos individuales y colectivos. Al captar la luz solar y transformarla en electricidad, los paneles fotovoltaicos se integran o se instalan en los tejados de las casas, los edificios colectivos y las instalaciones agrícolas. La energía producida se utiliza para autoconsumirla o se devuelve a la red. Los paneles solares híbridos satisfacen tanto la demanda eléctrica como la térmica.

Si echamos la vista atrás al mercado energético de hace 20 años, vemos que el mercado solar mundial era extremadamente limitado y dependía sobre todo de las subvenciones y de las pocas políticas de la época. En la actualidad, la energía solar está creciendo considerablemente y el interés del mercado mundial es cada vez mayor.

Según la Agencia Internacional de la Energía (AIE), en 2021 se habrán instalado más de 130 gigavatios (GW) de nueva capacidad solar en todo el mundo: datos que confirman su crecimiento exponencial. Para el Foro Económico Mundial, este rápido crecimiento de la energía solar sólo puede acelerarse a medida que los costes sigan bajando y se produzcan avances tecnológicos en la eficiencia de los paneles e incluso en el almacenamiento de la electricidad producida, y apuesta por que en 2030 la energía solar se convierta en la fuente de energía más importante tanto para los hogares como para la industria.

En la última década, el precio de la energía solar ha bajado drásticamente, en más de un 85% desde 2010, según la Agencia Internacional de la Energía. Y las nuevas tecnologías siguen prometiendo aumentar la eficiencia de los paneles solares y reducir sus costes, como la tecnología solar híbrida de aHTech®, que ofrece una mayor eficiencia (89%) y la combina con la mejor rentabilidad del mercado. Según el Foro Económico Mundial, el precio de los paneles solares podría bajar entre un 40 y un 50% en diez años, con un rendimiento de la inversión mucho mayor que el de otras energías renovables.

De hecho, las mejoras e innovaciones en la tecnología solar son esenciales para el creciente interés político en el sector solar. Abora Solar es consciente de ello y, por eso, se esfuerza por ofrecer la solución energética más eficiente y rentable para todos, que permita cumplir con los objetivos de 2030 marcados por la Unión Europea: esta es la respuesta que da su panel solar híbrido con tecnología aHTech®.

Descubre nuestra solución

Una respuesta al reto de la descarbonización y la cuestión climática

En la actualidad, la cuota de energía solar o incluso, en general, la cuota de energías renovables en el mix energético sigue siendo baja en comparación con los combustibles fósiles.  Sin embargo, la parte creciente de las energías renovables es innegable y se explica, en particular, por la conciencia colectiva de una acción común para luchar contra el desafío climático, pero también por posiciones políticas como la aplicación de la Agenda 2030 por parte de la Unión Europea a favor del uso de las energías renovables. Entre las energías renovables, la energía solar es muy prometedora por sus numerosas ventajas y por la respuesta que ofrece al desafío climático. 

«Año tras año, registramos récords consecutivos en el sector de las energías renovables. De hecho, las energías renovables han hecho fantásticos progresos. Superan a todos los demás combustibles en términos de crecimiento y competitividad. (…) pero el progreso en el sector eléctrico es sólo una pequeña parte de la ecuación. No cambiar todo el sistema energético es estar ciego a la realidad», advierte Rana Adib, Directora Ejecutiva de REN21.

De hecho, pensar en la energía sólo en términos de electricidad es olvidar una parte importante de lo que constituye la demanda total de energía. Según el informe El estado de las energías renovables en el mundo en 2020, elaborado conjuntamente por la Agencia Internacional de Energías Renovables (IRENA), la Agencia Internacional de la Energía (AIE) y la Red de Políticas de Energías Renovables para el Siglo XXI (REN21), el calor representa más del 50% de la energía total que consumimos en el mundo, tres veces más que la electricidad.

En la actualidad, la mayor parte del uso de las energías renovables se encuentra en el sector eléctrico, donde sigue creciendo rápidamente. Una de las principales razones de la baja penetración de las energías renovables en los usos finales térmicos es la falta de políticas de apoyo en estos sectores.

Por lo tanto, es necesario que en los planes de descarbonización se desarrollen sistemas de producción de calor renovable y sistemas de producción de electricidad sostenibles y sin emisiones. Según el mismo informe: El impulso de la fotovoltaica oculta un importante retraso en los sectores de la calefacción, la refrigeración y el transporte. Sería corto de miras celebrar el progreso del sector fotovoltaico sin reconocer la alarmantemente baja y lenta aceptación de las energías renovables en los sectores de la calefacción, la refrigeración y el transporte.

El uso de la electricidad, por ejemplo para el alumbrado, los electrodomésticos y los equipos industriales,sólo representa el 17% de la demanda mundial de energía final, mientras que la calefacción, la refrigeración y el transporte suponen hasta el 83% de la energía que consumimos. La cuota de renovables en calefacción y refrigeración es baja (10,1%) y apenas aumenta, aunque este sector representa más de la mitad de la demanda total de energía.

Si queremos lograr una transición energética global, para cumplir los ambiciosos objetivos de2050 fijados por la COP21, necesitamos producir energía a partir de fuentes renovables, pero más concretamente necesitamos reunir 3 atributos clave. En primer lugar, necesitamos un sistema eficiente: necesitamos un sistema que pueda generar energía renovable y convertirla, de la manera más eficiente posible, en energía útil lista para el consumo.

Pero también un sistema que sea escalable a gran escala, es decir, práctico y sencillo de implementar en el proceso de fabricación, instalación y uso final: con un consumo energético global tan extendido en todo el mundo para diferentes usos, necesitamos un sistema que, independientemente de la ubicación, el tipo de consumo o incluso los medios financieros disponibles, pueda implementarse fácilmente y proporcionar energía de forma directa. Por ello, no solo hay que aumentar el porcentaje de las diferentes energías renovables para la generación eléctrica centralizada, sino que hay que descentralizar la generación, y producir donde se consuma.

De esta manera evitamos perdidas de distribución eléctrica, además de que podemos producir calor para el autoconsumo. Por último, necesitamos un sistema que sea rentable: esto significa que no sólo debemos producir más energía, sino que debemos hacerlo al menor coste posible. Así que necesitamos un sistema de energía renovable que sea eficiente, escalable y rentable.

Descubre nuestra solución

El futuro está en manos de la tecnología solar

Veremos que no todas dan la misma respuesta. Empecemos por la tecnología fotovoltaica: sabemos que es una tecnología solar que, gracias a las células fotovoltaicas que la componen, absorbe la energía solar y la convierte en electricidad, y sólo en electricidad. Sin embargo, como hemos mencionado anteriormente, hablar sólo de electricidad para la energía y la descarbonización no es una respuesta suficiente, ya que sólo aborda el 17% del problema.

Además, es un doble golpe para la fotovoltaica con el calentamiento global. De hecho, la producción de energía solar por medio de la fotovoltaica se verá afectada por el calentamiento global, ya que el rendimiento de sus células disminuye con el calor, como indica el informe del MIT sobre el rendimiento de la fotovoltaica ante el aumento de las temperaturas. Si pasamos ahora al panel solar térmico, la respuesta ofrecida también es sólo parcial, ya que sólo produce agua caliente. Para tener una respuesta completa, tendrá que invertir en una solución que incluya paneles fotovoltaicos y térmicos, mientras que la superficie de instalación disponible no suele ser suficiente para albergar ambas tecnologías y, por tanto, producir la energía correspondiente a su consumo.

Por último, los paneles solares híbridos combinan la producción de ambos tipos de energía solar -calor solar y electricidad solar- en un único colector, con lo que se consigue un mayor rendimiento por superficie. Esto es especialmente importante si la superficie disponible en el tejado es limitada, pero el concepto de energía solar integrada es necesario para conseguir una producción de energía climáticamente neutra para los consumidores, como en los edificios residenciales y comerciales.

El panel solar híbrido es una combinación ganadora:

Panel solar híbrido aH72SK

Una combinación de dos paneles solares en 1 que ofrece la mejor rentabilidad del mercado y el mejor rendimiento en comparación con sus competidores, un 89% de eficiencia para ser exactos, y produce energía eléctrica y térmica 100% renovable. Es la solución de energía solar. Hoy en día, el mundo se enfrenta a un reto energético y no estamos satisfaciendo ni la mitad del mismo centrándonos únicamente en la energía eléctrica. Los paneles solares híbridos ofrecen una respuesta completa a este reto: al invertir en esta tecnología, se apuesta por el futuro.

El panel solar híbrido con la tecnología aHTech® es el panel solar más eficiente y rentable del mundo

Descubre nuestra solución

Comparte este artículo en tus redes sociales

Déjanos un comentario

16 + 15 =

Te podría interesar…

Escríbenos, te contactaremos lo antes posible