Una instalación solar híbrida puede ser muy beneficiosa para tu industria láctea

Las industrias pueden tener tanto consumo de agua caliente como de electricidad. Sin embargo, hay algunos sectores en los que la demanda térmica es muy elevada debido a sus procesos de fabricación. ¿Se encuentra la tuya en ellos?

En este post, vamos a hablar de la industria láctea y las ventajas de una instalación solar en este sector, ya que es una de las industrias que tienen una alta demanda térmica y eléctrica debido a su proceso fabricación de la leche, queso, mantequilla, nata y yogures.

¿En qué procesos encontramos mayor consumo?

Los mayores consumos de energía los encontramos en el proceso de fabricación de los productos lácteos, predominando el consumo de energía térmica. Según un estudio del Centro de Actividad Regional para la Producción Limpia (CAR/PL), de toda la energía consumida en estas industrias, el 80% es de energía térmica y el 20% de energía eléctrica.

Las operaciones con mayor consumo de energía térmica son la pasterización o esterilización de la leche, así como la limpieza y desinfección del material e instalaciones. A continuación, se pueden observar las operaciones con mayor consumo de energía según el tipo de producto que se esté realizando:

¿Cómo pueden ayudar los paneles solares híbridos a la industria láctea?

Los paneles solares híbridos con tecnología aHTech® de Abora son idóneos para la industria láctea debido a su gran producción simultánea de energía térmica y eléctrica.

Gracias a la instalación solar híbrida, reducirás considerablemente tus costes energéticos (gasoil, gas propano, electricidad, etc.). Además conseguirás que tu empresa sea más rentable y en consecuencia, más competitiva. Y no solo tendrás un corto periodo de amortización sino que es la tecnología que más te hará ahorrar en su vida útil (25 años).

Por ejemplo, una instalación de 360 paneles híbridos, se puede amortizar en tan solo 4 años. tu empresa podría ahorrarse más de 4 millones de euros a lo largo de la vida útil de la instalación.

Y, además, como es rentable, es financiable. Esto quiere decir que puedes realizar la instalación sin inversión. El ahorro generado desde el primer mes será mayor que la cuota de la financiación. De esta manera puedes ahorrar desde el primer día y sin tener que desembolsar la inversión inicial.

Calcula aquí tu instalación en menos de 1 minuto y consigue una industria más rentable y sostenible